viernes, 15 de octubre de 2010

Educación y Trabajo

Una Relación Incluyente e Inquietante

El punto de partida
Si bien el relacionamiento entre educación y trabajo así como la fuerte interpelación que cada uno de estos ámbitos realiza al otro de ninguna manera podría considerarse un tema novedoso, en las últimas décadas se ha constituido en un eje estructurante de las formulaciones sobre el desarrollo económico y social y en una de las cuestiones que, suscintando mayores "coincidencias teóricas" en cuánto al "deber ser", plantea mayores desafíos e incertidumbres en su instrumentación. Desde ya que para llegar a estas coincidencias el camino recorrido no ha sido precisamente lineal: mucha agua ha pasado debajo de los puentes y hasta los puentes han cambiado sus posiciones relativas.

Educación y trabajo representaron por mucho tiempo realidades bastante separadas en múltiples aspectos. Desde el campo educacional, durante larga data la educación fue sinónimo de educación formal o regular, desarrollada en un espacio único y específico - el aula- y durante un período acotado de la vida - la niñez y la juventud, casi exclusivamente. Lo otro era formación profesional o capacitación o preparación para el trabajo. Incluso en el mismo campo de la educación formal se registraba la presencia de una modalidad desvalorizada académicamente y minimizada cuantitativamente: la educación técnica.

Desde el mundo del trabajo, por su parte, la educación era mirada con desconfianza y, en ciertos casos, hasta con desprecio puesto que se entendía que la mejor, y quizás única manera, de prepararse para el trabajo era “aprender haciendo” y lo que importaba era el acceso a un entrenamiento específico y el desarrollo de habilidades y destrezas exclusivas para un puesto de trabajo. La habilidad refería al “saber hacer”: y el conocimiento se confrontaba en la práctica porque allí se aplicaba.

A su vez, las tradicionales Instituciones de Formación Profesional- salvo las integradas al sistema educativo público- al priorizar la preparación para el mercado de trabajo formal, durante mucho tiempo dejaron de lado a diversos segmentos de la población y tendieron a olvidar los aspectos educativos, que podrían incidir en un desarrollo más amplio y enriquecedor de las personas y las comunidades.

Complementando los espacios desatendidos por estos dos grandes espacios formativos- la educación formal y la formación profesional- pero, con un papel claramente subordinado o complementario, se fue desarrollando- de la mano de las ONGs y organizaciones religiosas- la educación de adultos que, mayoritariamente, tuvo la condición de premio consuelo para los vastos sectores de la población que no habían podido asistir, a la edad prescripta, a los servicios regulares ofertados por el Estado. En ese sentido, históricamente si algo caracterizó a la educación de adultos fue la fragilidad y precariedad de su presencia y su contenido remedial e instrumental, sustancialmente volcado a lograr la alfabetización faltante y a la resolución de los problemas sociales y económicos de los destinatarios. Este esfuerzo alfabetizador -como lo recuerda Pedro Daniel Weinberg - se remonta, en nuestro continente, a la década del 30 cuando el General Lázaro Cárdenas, desde la Secretaría de Educación Pública, impulsa la creación y multiplicación por todo México de las escuelas rurales y abre las puertas de las secundarias a los trabajadores, logrando reducir, en seis años, casi a la mitad el número de trabajadores analfabetos.

Delimitados así los campos, cada uno fue consolidando sus propias líneas de desarrollo y la incorporación o integración de los aspectos que notoriamente eran identificados como definitorios de los otros sistemas sólo se fueron incorporando parcialmente y siempre con carácter subsidiario. El ejemplo más contundente de esta “actitud acumulativa” fueron las IFPs que lentamente fueron incorporando a sus desarrollos curriculares la formación en áreas instrumentales básicas de la educación general pero siempre considerándolas como secundarias a los efectos de los objetivos formativos. Hasta que la gran crisis de los 80, las políticas de ajuste y la transformación productiva, científica y tecnológica que caracterizan los nuevos tiempos sacudieron los cimientos de los tres campos y los colocaron ante la imperiosa necesidad de redefinir roles, perspectivas y estrategias, cuestionando las formas tradicionales de encarar sus respectivas finalidades y, por ende, la articulación necesaria.

El nuevo escenario económico y social
Mientras el período comprendido entre 1950-1980 se caracterizó en América Latina por:
a) la duplicación de la población que se tornó mayoritariamente urbana;
b) el aumento relativo de la población económicamente activa;
c) la considerable reducción de la tasa de analfabetismo;
d) el acceso generalizado a la educación básica y el incremento de la matrícula de la enseñanza superior.

La década de los 80 se definió por:
a) el incremento del desempleo abierto,
b) la reducción de la importancia relativa del trabajo asalariado, sin que fuera necesariamente acompañado de crecimiento del empleo por cuenta propia;
c) una distribución menos equitativa del disminuido ingreso per cápita;
d) la agudización de los porcentajes de población en extrema pobreza, lo que implica circuitos de exclusión que se traducen en temprano abandono del sistema educativo;
e) la caída, tanto del volumen como de la calidad, de los servicios sociales esenciales (educación, salud, vivienda, seguridad social, etc.)
f) la fragmentación nacional como consecuencia del avance de zonas beneficiadas con la modernización frente a otras que quedan totalmente excluidas;
d) una tendencia alarmante hacia el agotamiento de los recursos naturales.

A su vez, si bien también durante la crisis de los 80 continuó aumentando el capital educativo de la población, América Latina aún no ha conseguido que una importante proporción de su población alcance los niveles educacionales requeridos por aquellas ocupaciones que permiten mejores ingresos y niveles altos de productividad. Y lo que es aún más significativo, la expansión cuantitativa de la matrícula educativa, atentó contra la calidad y agudizó las diferencias entre los educandos, según su capital económico y cultural de origen, lo que es sinónimo de reproducción social de la pobreza.

En definitiva, las políticas de ajuste han logrado una recuperación de las cuentas nacionales, han corregido las finanzas públicas, controlado la inflación, revertido la preocupante tendencia a la de desinversión pero ello no se ha traducido uniformemente en mejoramiento de los niveles de vida del grueso de la población y tampoco se ha logrado extender, hacia los sectores más postergados, los frutos alcanzados por el esfuerzo de todos.

El cambio del paradigma productivo
Ahora bien, este viraje estratégico genera cambios impactantes tanto a nivel macro como micro. Respecto a los primeros todos somos coincidentes en identificar:
a) la mundialización de la economía con la simultánea liberalización de los mercados, la caída de las barreras comerciales, la regionalización creciente y la intensificación de la circulación del capital y la mano de obra,
b) los impactos de la incesante innovación tecnológica y, sustancialmente, de la informatización tanto en la vida productiva como en la vida cotidiana;
c) la lucha empresarial por el incremento de la productividad y el mejoramiento de la calidad como elementos básicos de la competitividad
Paralelamente, los cambios a nivel micro se relacionan con la escala de la mano de obra y con la organización del trabajo y están estrechamente condicionados por la revolución tecnológica que signa este fin de siglo.

AsÍ, nos encontramos que:
♦ frente a la repartición funcional estanca se instaura una creciente responsabilidad y autonomía del trabajador, a partir de saberes técnicos pluridisciplinares y conocimientos generales transversales;
♦ frente a la parcelización fordista se reclaman las polivalencias o ampliación del campo de acción individual;
♦ frente a la rigidez jerárquica se espera mayor autonomía y creciente comunicación interdisciplinaria con priorización de las tareas de coordinación y animación;
♦ frente a los conceptos estáticos de transferencia de tecnología y control de la calidad en el área de producción, se visualiza una conceptualización dinámica según la cual la tecnología se gestiona -cuando no se crea- y la calidad se construye desde el inicio y durante todo el proceso.

Todo ello conduce a un cambio radical del perfil ocupacional, a la exigencia de nuevas competencias y aptitudes- hasta ahora desconocidas o desvalorizadas-, que acercan la formación del trabajador a la formación del ciudadano y a la inexistencia de un determinismo tecnológico. Si bien estos cambios resultan radicales su aplicación no es masiva ni uniforme y conviven organizaciones industriales y empresariales del más diverso perfil tecnológico y organizacional; junto al reducidodesde el punto de vista cuantitativo- porcentaje de empresas dinámicas e innovativas coexisten un número ampliamente mayoritario de microempresas de producción artesanal y cuya acceso a las nuevas tecnologías es casi imposible.

Paralelamente, la pauta tradicional de empleo permanente, estable, remunerado y de plena dedicación cede cotidianamente terreno ante la movilidad constante de los puestos de trabajo, al interior de la empresa y entre empresas y ramas de actividad, alternando períodos de empleo y desempleo, en condiciones dependientes o -cada vez en forma más intensa- por cuenta propia, en el sector estructurado o no de la economía.

Ante esta heterogeneidad e incertidumbre, el ingreso al mundo del trabajo pasa incuestionablemente por contar con la mejor y más moderna formación, disponer de más y mejores conocimientos. Por ello, estar apto para el cambio y el aprendizaje permanente se transforman en la condición básica de la empleabilidad.

La sociedad cognitiva o la sociedad del saber
En el mundo contemporáneo ya no es materia de discusión el rol de la ciencia y tecnología en materia de desarrollo. La investigación científica se concreta en innovaciones tecnológicas, aparecen nuevos productos, se sustituyen insumos, se descubren innovadoras técnicas de producción que permiten economizar recursos y reducir costos, etc.

Tal como lo señala Peter Drucker, “ el conocimiento pasa a ser ahora la base del trabajo humano y el tránsito de "el saber a los saberes" "ha dado al saber el poder de crear una nueva sociedad" . La mundialización de los intercambios, la globalización de las tecnologías, y, en particular, el vertiginoso desarrollo de la informática han aumentado las posibilidades de acceso de los individuos a la información y al conocimiento. Pero, al mismo tiempo y tal como se indicara, estas posibilidades están bien lejos de ser accesibles en forma igualitaria para todos y exigen de modificaciones de las competencias adquiridas y de los sistemas de trabajo. Para todos, esta evolución ha incrementado las incertidumbres y para muchos ha creado situaciones de exclusión intolerables.

Cada vez más, las capacidades para aprender en forma permanente y la posesión de conocimientos fundamentales definen las relaciones sociales entre los individuos y segmentan el acceso al empleo. La posición relativa de cada uno en el espacio del saber y de la competencia será decisiva y esta relación cognitiva estructurará cada vez más nuestras sociedades. Quienes no tengan acceso e incluso manejo fluido de la lecto-escritura y de un segundo idioma, al conocimiento científico y matemático y al dominio informático no poseerán las claves de la modernidad ni podrán ser considerados “alfabetos” en el siglo XXI y, además, estarán decididamente condenados a ser “inempleables”.

La necesidad de que la educación y la formación instrumenten a cada ciudadano para adaptarse y ser competente en las actuales condiciones del mercado de empleo, afecta a toda la población, joven y adulta, pero se torna especialmente relevante cuando a las exigencias derivadas de esta nueva sociedad organizada en torno a la espiral del conocimiento, se le suman condiciones de exclusión o marginalidad derivadas de la estratificación social y/o de la segregación etaria, cultural, regional, étnica o de género. Ello define poblaciones especialmente vulnerables como lo son los jóvenes pertenecientes a familias de escaso o nulo capital cultural y económico y, a su interior, las mujeres jóvenes o las adultas que necesitan reingresar al mercado laboral, que tienen aún más dificultades para la inserción y el desarrollo laboral que los varones. Conjuntamente interpela para la instrumentación de acciones tendientes a atender en forma especial estas desigualdades.

Considerar la educación y la formación en relación con la cuestión del empleo no significa que se reduzca la educación y la formación a una oferta de cualificación. Su función básica es la integración social y el desarrollo personal, mediante la internalización de valores comunes, la transmisión de un patrimonio cultural y el aprendizaje de la autonomía, la creatividad, la solidaridad requerida tanto para el desempeño productivo como para el ejercicio de la ciudadanía.

En América Latina la dimensión cultural como fuente de marginación es muy antigua y vigorosa como lo muestran las comunidades indígenas o aquéllos otros cuya ajenidad cultural al patrón dominante se manifiesta por el color de la piel. En algunos casos, la supervivencia de estos grupos se extiende a lo largo de cinco siglos lo que habla de la complejidad de cualquier proceso de integración de sus jóvenes generaciones.

La dimensión regional, por su lado, en parte se superpone con la cultural y, en otra, se origina en la desigualdad del desarrollo: regiones prácticamente abandonadas o ajenas a los flujos económicos o la población rural conocen fuertemente las manifestaciones socioculturales de marginalidad de quienes en ellas habitan. La juventud rural, reducida a una escolaridad primaria como máximo, va a en camino de transformarse en "inempleable" porque si se desplazan a las ciudades, además de desarraigarse sólo podrían emplearse en las ocupaciones marginales y aún esto sería complejo porque el volumen de estas bajas posiciones ya no es expandible en la ciudad moderna.

Por último, la estratificación social pone de manifiesto a las dos anteriores e incluye a los grupos de jóvenes integrados pero que por carencias de educación no logran adquirir la calificación que les permita acceder a una ocupación que les depare, a ellos y a sus familias, la satisfacción de sus necesidades básicas. La región realizó, a lo largo de décadas, un gran esfuerzo para desarrollar un gran sistema educativo pero no llegó a crear las bases homogéneas de cultura para toda la población y no logró la integración ni la retención de un sector considerable de jóvenes que, en algunos países, es del orden de la mitad que se encuentra por debajo de la escolaridad mínima o cuyos niveles de aprendizaje no les habilitan los conocimientos de base que requiere un aprendizaje permanente. Ese sistema además fue profundamente afectado por el ajuste estructural en la medida en que la población siguió creciendo y los servicios educativos deteriorándose por la crisis financiera del Estado.

Mientras tanto, las ocupaciones experimentaron cambios acelerados en sus perfiles, la formación científica sólo ha impregnado a algunos circuitos docentes de excelencia, normalmente de carácter privado, las innovaciones tecnológicas sólo son aprehendibles en las empresas y sectores de servicio innovador cuyo equipamiento no es posible reproducir en el aula y el problema de la obsolescencia de los aprendizajes ha pasado a ser un fantasma de todos los sistemas educativos. Esta falta de ajuste y correspondencia entre los conocimientos recibidos y las exigencias cambiantes e inciertas del mercado de empleo se suman a los factores macro y microeconómicos y sociales del mercado laboral para explicar el desempleo juvenil.

Testimonio claro de la universalización de esta temática es el Libro Blanco sobre Educación y Formación - Enseñar y Aprender - Hacia la sociedad cognitiva, elaborado en 1995, por la Comisión Europea para la educación, la formación y la juventud. El documento se centra deliberadamente en la situación del ciudadano europeo, joven o adulto, enfrentado al problema de su adaptación a las nueva condiciones de acceso al empleo y a la evolución del trabajo y las líneas de acción que sugiere para aplicar al ámbito europeo son bien contundentes y tienen por finalidad:
♦ fomentar la adquisición de nuevos conocimientos;
♦ acercar la escuela a la empresa;
♦ luchar contra la exclusión;
♦ conceder igual importancia a la inversión en equipamiento y a la inversión en formación.

Frente a esta nueva sociedad del conocimiento, el documento propone dos estrategias complementarias y una nueva conceptualidad de la educación, cuya asertividad hoy es incuestionable: el fortalecimiento de la cultura general y el desarrollo de la aptitud para el empleabilidad y para la autocreación de empleo y, como eje estructurador, el concepto de educación permanente.
-------------------------------------------------------------------------------
Tomado de:
La Educación para el Trabajo: Un Nuevo Paradigma (Seminario). Centro Internacional de Investigación y Desarrollo sobre Formación Profesional.

42 comentarios:

  1. María Panzella
    Sección 06
    Semestre VIII

    la educación para el trabajo tiene unos inicios un poco desligados de la educación formal, pero con el transcurrir del tiempo fue evolucionando y ligándose a la educación, para crear mejoras en los pobladores o educandos, para que así estos pudieran acezar a un mejor sistema de trabajo, que les permitiese optar por mejores puestos de trabajo y mejores ingresos.
    En la actualidad y debido a la globalización, los avances tecnológicos y educativos que mejoran la calidad de un trabajo están de forma rápida y accesible a casi todos los pueblos.
    es por esto que en mi particular opinión, nosotros como futuros educadores debemos asegurar que los educandos se den cuenta de las ventajas y desventajas de estar capacitado o no, para un trabajo apropiado, que te permita prepararte para ascender en un ámbito laboral, para así obtener mejoras en la calidad de Vida

    ResponderEliminar
  2. yoemir cueva
    seccion 06
    semestre IIIV
    La educación durante muchos años no tenía ningún peso al momento de optar por un trabajo, bastaba solo tener dominio practico en alguna especialidad para poder laborar, no fue hasta la década de los 50 cuando se toma conciencia de alfabetizar a las personas adultas, esto debido al incremento de la población urbana, trayendo como consecuencia la escasez de empleos, el cual dio paso a la creación de espacios educación formal y profesional desde la niñez y la juventud con la finalidad de permitir desarrollar habilidades y destrezas obtenidas a través de la practica con el fin de capacitar al individúo un puesto de trabajo. Fue así como aumento el capital educativo de la población alcanzando niveles educativos requeridos por empresas que permiten mejores ingresos y niveles de productividad.

    ResponderEliminar
  3. Eddimar Rojas
    sección 06
    Educación Integral

    Durante años la educación y el trabajo eran temas sin mucha relación ya que cada una de ella iba por su lado, debido a que el nivel de instrucción no influía en ámbito laboral.

    A medida del desarrollo y evolución de tecnologías el nivel de educación se hacia mas grande y necesario para permitir al individuo obtener acceso laboral, logrando así que la población se prepare, buscando un aprendizaje eficaz de las innovaciones y las transformaciones en las que vive el mundo, permitiendo que cada individuo desarrolle destrezas y habilidades para enfrentarse el campo laboral y obtener así un puesto de trabajo.

    Muchas veces los seres humanos no aceptan los cambios, pero sin duda alguna el mundo esta cambiando y es allí que como seres humanos necesitamos afrontar los diversos cambios presentes para poder evolucionar y lograr que crezca la productividad dentro de un área determinada.

    ResponderEliminar
  4. Alba Izer G-006-D
    En un principio las realidades de la educación y el trabajo eran muy distintas ya que se consideraba que la única manera de aprender un oficio era haciéndolo. En la actualidad se da mayor importancia al conocimiento que tiene cada persona si maneja diversos idiomas, operas computadoras, entre otros. Si no vamos a la par con los avances de la sociedad llegamos a estar como anticuados en cuanto al resto de la población.
    un ejemplo es que si no manejas lo básico de una computadora estas fuera de los estándares del empleo moderno.

    ResponderEliminar
  5. Bárbara Mendoza
    Sección G-006-D

    BUENAS TARDES...
    EN ESTA OPORTUNIDAD APORTARE MI OPINION ACERCA DE LOS TERMINOS TRABAJO Y EDUCACIÓN,EN AÑOS ATRAS ESTOS TEMAS SE ENCONTRABAN DESLIGADOS, POR RAZONES COMO LAS SIGUIENTES:
    *QUIEN TRABAJA NO NECESITA ESTUDIAR.
    *LOS LIBROS NO TE DAN LA EXPERIENCIA.
    Y MUCHAS MÁS...PERO EN LA ACTUALIDAD ESTE PARADIGMA YA ESTA ROTO,PUES AHORA LAS BACANTES SON PARA QUIEN ESTUDIA Y SE PREPARA ACADEMICAMENTE,ESA ES LA REALIDAD.
    EN CONSECUENCIA DE LO ANTES EXPUESTO ME ATREVO A DECIR QUE NO ESTOY DE ACUERDO CON UNA NI CON LA OTRA,ANTES SOLO IMPORTABA QUE TRABAJARAS LIMITANDO TU DERECHO A ASPIRAR ALGO MEJOR,Y AHORA SE EXCLUYE AL TRABAJADOR CON EXPERIENCIA PERO SIN PREPARACIÓN...
    YO ME PREGUNTO,¿Y SI SE LE OFRECE LA OPORTUNIDAD DE ESTUDIAR AL TRABAJADOR CON EXPERIENCIA?
    ¡CREO QUE GANARIAMOS TODOS PUES EL TRABAJADOR NO SE QUEDARIA DESEMPLEADO Y TENDRIAMOS MÁS GENTE CON EXPERIENCIA CAPACITADA PARA ENTRENAR A QUIENES ESTUDIAN Y NO CUENTAN CON LA EXPERIENCIA EN EL CAMPO LABORAL....!!!!
    YA HAY EMPRESAS QUE PRACTICAN ESTA MODALIDAD,SERIA IMPORTANTE SI TODAS COPIARAN ESE MODELO..

    CHAO Y HASTA LA PROXIMA.

    ResponderEliminar
  6. NORMA TORRES 12.410.486
    SECCION G-006-D

    La educación en los años 50 no tenía mucha importancia ya que la gente no estudia para aprender si no solamente para optar por un buen trabajo y aprendían haciendo o viendo a los demás para trabajar, no se tomo conciencia para alfabetizar a las personas adultas ya que era el deber ser de cada quien aprender; y traían como consecuencia el desempleo, hoy en día las empresas buscan gente calificada estudiada y con experiencia para optar por un buen empleo para obtener una mejor calidad de vida, por eso todo ser humano tiene el derecho a la educación como tal, como futura educadora hay que implementar estos temas en la escuelas para que los niños tomen conciencia y valoren y respetan la educación para que un futuro vean los resultados de sus estudios.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. YOHANNA HERAS
    SECCION G-006-D

    La educación y el trabajo se visualizaban de formas separadas, ya que algunos años atrás las personas no se preocupaban por estudiar sino más bien por destacarse mejor en su trabajo, porque los jefes de trabajo solo contrataban a las personas por sus habilidades y destrezas en un puesto de empleo. Se pensaba que se aprende haciendo porque el conocimiento se pone junto a la práctica.

    ResponderEliminar
  9. Infección que se inició y descuidó, convirtiéndose en la cual pandemia, lo que ocasiona matriculas altas en las carreras de educación y mas adelante educadores desmotivados, es lógico, si no te gusta lo que haces no lo harás con gusto.
    Pienso que en la medida en que nos eduquen para el trabajo, en esa misma medida cambiará nuestra visión acerca del trabajo, mientras eso no suceda seguirá estando divorciado el trabajo de la educación, y se le seguirá quitando interés a la educación visto como artículo de consumo de fácil proceso.

    ResponderEliminar
  10. YOAISY HERRERA
    SECCION G-009D

    Durante muchos años la educacion y el trabajo fueron terminos separados uno del otro, no importaba si una personas poseia estudios o no, solo importaba que se desempeñara de una forma eficiente y tuviera un buen rendiento laboral, dejando atras la preparacion y los conocimientos, limitandolos solo a cumplir un deber y ser solo unos trabajadores, hoy en dia se busca personas preparadas que conozcan la teoria y ejecuten la practica, con metas, creativos y capaces de desenvolverse en cualquier objetivo que se le presente.

    ResponderEliminar
  11. MARIA PALMA
    SECCION: G006D
    la educacion con el trabajo siempre van a estar relacionadas debido a que para ejercer un trabajo previamente debes de tener conocimientos para poder ejecutar un trabajo o como diriamos llevarlo a la practica .cabe destacar que muchas personas tienen empleo y una gransabiduria de su trabajo si haber estudiado pero si con tansolo aprender haciendo de alguna manera muchas personas se hacen profesinales pero en el momento de ir al campo laboral no saben desenvolverse o simplemente no aplican su trabajo como tal debemos de tomar en cuenta que la educacion para el trabajo es uina manera de aprender satisfactoriamente.

    ResponderEliminar
  12. Vanessa Pacheco CI 18.628.697, Sección G-006-D

    La Educación y el Trabajo hace mucho tiempo atras eran vistas de forma muy parceladas ya que la gente pensaba que la educación los alejaba del trabajo, estos solo se preocupaban por ganar dinero y tener habilidades fisicas extraordinarias para que de una u otra forma los aceptaran en el trabajo.

    Ahora bien, hoy día la educación y el trabajo van de la mano ya que para poder optar por un empleo debemos tener ciertos requisitos como tener un titulo universitario o por lo menos ser bachiller, la gente ve esto desde un punto negativo pero en mi opinión me parece bueno que nos exijan estos requisitos ya que ahorita existen muchas oportunidades de estudios y mucha gente no las aprovechan.

    Cabe agregar, que somos seres humanos y que en el siglo XXI en el que estamos estan ocurriendo muchos cambios a los cuales debemos adaptarnos, el cambio es parte de toda evolución y es deber de nosotros estar optimistas a recibir y comenzar a trabajar con los mismos.

    ResponderEliminar
  13. Rebeca Martínez
    17278906
    Educación Integral
    Sección G-001 D
    8vo. Semestre

    La educación y el trabajo son indispensables en un mundo tan competitivo como este, es cierto que antes a la gente no se enfocaba en estudiar, sino en trabajar como modo de sustento a sí mismo y a sus familias, además que no era un requisito indispensable y necesario que se exigía para tener un trabajo, en estos tiempos si. Aunque exista la inclusión para el estudio, hay exclusión al trabajo por la competencia profesional y la experiencia que se tenga en una profesión, ahora no solo es el hacer como en los tiempos de antes, sino el saber (conocimiento) y hacer (práctica), adaptándose a los nuevos cambios tecnológicos y científicos aprender todo cuanto se pueda para mantener o conseguir un trabajo.

    ResponderEliminar
  14. Ana Arteaga
    C.I: 19219673

    Educación Integral
    Sección: 001
    8° Semestre

    Lo felicito profesor ya que nos coloco un material muy importante en el blog.
    Yo pienso que desde hace muchos años la educación y el trabajo estaban ambas un poco separadas, ya que la educación sólo se impartía en un aula de clases y el trabajo sólo estaba enmarcado en su área de formación profesional; gracias a las nuevas tecnologías a habido a un cambio extraordinario para la sociedad puesto que tanto la educación como el trabajo juntos hacen un papel fundamental para el ser humano.
    Se puede decir también que en décadas anteriores el número de analfabetas era mucho mayor que el que existe en la actualidad, y gracias a los cambios y a los nuevos proyectos hay muchas oportunidades para que todas aquellas personas que eran excluidas del proceso educativo puedan estudiar y adquieran educación; de tal manera se puede mencionar que somos un país con mayor cantidad de estudiantes, y no solo se trata de estudiar por estudiar sino también de realizar las pasantías para que lo teoría la lleven a la práctica, ya que la práctica influye mucho al momento de obtener un cargo esto se mostrará en el desenvolvimiento de la persona y en sus conocimientos, debido a la práctica se observara si la persona puede obtener un cargo de trabajo con respecto a su desempeño; se puede decir que en tiempos pasados no era necesario que las personas optaran por un título, debido a que la educación desde el mundo del trabajo era mirada con desconfianza ya que la única manera de prepararse para el trabajo era aprender haciendo.
    De la misma manera se puede decir que la educación y el trabajo son dos pilares muy importantes para que el ser humano crezca profesionalmente.

    ResponderEliminar
  15. Rina Martínez
    18.872.369
    Sección: G-001

    Hola profesor, espero que este semestre nos vaya bien y podamos aprender sobre esta asignatura.

    En mi opinión, la educación y el trabajo ciertamente son dos cosas diferentes pero estas dos deben estar juntas porque una seria la teoría y la otra seria la práctica, ya que se llevaría a cabo ese conocimiento o ese aprendizaje obtenido y luego llevarlo a la práctica que seria el trabajo a realizar. Es importante para el ser humano estudiar superarse y tener una formación profesional, para luego conseguir un empleo conforme a lo que estudiamos y al conocimiento que adquirimos, por eso primeramente debemos formarnos y preocuparnos por aprender y tener un titulo ya que sin eso no seremos nada en nuestra sociedad y no podremos ejercer nuestra profesión.

    ResponderEliminar
  16. Liliane Hidalgo. C.I:18410118. Sección:09.

    Educación y Trabajo: Anteriormente el joven era incorporado de inmediato y a temprana edad al campo ocupacional, dejando a un lado la preparación profesional. De este modo, la única manera de prepararse para el trabajo era aprender haciendo, el saber hacer. Y no se le daba importancia al conocimiento, al aprendizaje significativo que podría obtener dicha persona. Actualmente, la educación y el trabajo van de la mano son indispensables para que el hombre logre su propio proyecto de vida y le permita la construcción e integración de un gran país.

    ResponderEliminar
  17. Sorangel soublette 18086097

    seccion:006-edc.integral.

    La relación educación- trabajo constituye un tema fundamental, ya que el trabajo está en el horizonte de las personas que han aceptado la legalidad de la sociedad moderna, el trabajo se ha transformado en un destino, en el domicilio obligado de todos, aun más, el trabajo entendido bajo ciertas condiciones sociales y de producción, de allí que la educación no pueda sino referirse al trabajo, aun cuando pretenda permanentemente reivindicar su autonomía. en efecto, desde su origen la escuela se ha sustentado en la ruptura entre trabajo y estudio, entre trabajo manual e intelectual, entre los que estudian y los que trabajan; aun cuando surge para que la clase trabajadora pueda cumplir con su papel de productora y reproductora de la sociedad, la escuela se constituye como la institución especializada en “educar”, instruir y socializar a las nuevas generaciones, el área de la educación-trabajo ha sido promisoria en términos de intentos de articulación y, al mismo tiempo, no ha sido suficientemente desplegada en teorías y prácticas educativas, sin embargo, la educación- trabajo ha sido consagrada como área desde el campo
    mismo de la educación.

    ResponderEliminar
  18. Naile Perez C.I: 18859983
    Educacion g-009
    8vo semestre
    Buen dia profe, con respecto al artículo publicado, puedo decir que la educación y el trabajo en épocas anteriores para las personas no tenían relación, las personas eran preparadas o para la educación o para llevar a cabo un puesto de trabajo especifico.
    Es con la llegada de la tecnología que esta concepción toma un nuevo rumbo , la educación comienza a ser parte fundamental en el trabajo , mientras los trabajadores tengan más conocimientos mejor será el desarrollo de cualquier país.
    La educación proporciona las herramientas necesarias para que los individuos se desenvuelvan en la vida, lo cual les permite tener iniciativa propia y creatividad al momento de realizar su trabajo y esto les ayuda para su futuro, ser un individuo emprendedor y creativo.
    Es por ello que si los dos términos son trabajos conjuntamente se lograrían grandes cosas y el desarrollo de cualquier país seria completo.

    ResponderEliminar
  19. EDUCACION INTEGRAL
    SECCION: G009

    A mi parecer, es de suma importancia la educación en conjunto del trabajo, por que los conocimientos adquiridos en cualquier ámbito profesional en unión con la práctica nos da como resultado un aprendizaje integral y de calidad. En mi opinión, en nuestra carrera no basta solo la teoría aprendida en cada semestre, es más importante el contacto con la realidad y las vivencias que se obtiene en las vinculaciones realizadas. Es por tal motivo, que la educación y el trabajo son dos elementos que conforman un conocimiento completo que conllevan al éxito.

    ResponderEliminar
  20. Johseidy Soriano C.I:18.866.452
    Educación Integral Sección: G-009-D

    Educación para el Trabajo: Guía # 1

    Educación y trabajo: se ha convertido últimamente en un desarrollo económico social ya que el hombre por medio de cada uno de estos ámbitos consigue un crecimiento personal y monetario; logrando así una formación profesional,y en el punto de vista del trabajo, la educación no se tomaba mucho en cuenta, porque para prepararse para el mismo se tendría que aprender haciéndolo, por lo tanto se debía hacer un entrenamiento moderado para poder desempeñar el mismo. Aunque se debe tomar en cuenta que sin la educación el ser humano no podría realizar ningún tipo de trabajo ya que fuese analfabeta y no podría solucionar tanto los problemas sociales como los económicos del país.

    ResponderEliminar
  21. Maura peraza G-001-D
    c.I:18347413
    La educación y el trabajo anteriormente en los años anteriores estaban dividida no tenían ninguna relación entre si, porque la educación solo se ejecutaba en aula y en el trabajo se realizaba breve entrenamiento y esto hacia que los empleados no tomaran interés en estudiar ya que las empresas le daban poca importancia a la educación. Ahora en el siglo XXI ha surgido un cambio el trabajo es globalizador en donde la educación toma parte fundamental en sus empleado en donde el trabajo brinda el apoyo a sus trabajadores.

    ResponderEliminar
  22. Alejandra Cancines CI 19524695
    Educacion Integral Sección 001

    La educación y el trabajo son los procesos fundamentales para alcanzar los fines esenciales del Estado en este caso de Venezuela y por lo tanto ambos deben ser sólidos para cumplir con tal fin. El trabajo es un proceso para la transformación social y su significado va más allá de su componente y necesidad económica. Más sin embargo, el trabajo compulsivo sin educación, sin formación, sin creatividad; es explotación. Y la educación separada de la acción transformadora es enajenante.
    “Simón Rodríguez”, sostenía que la primera escuela, además de la educación intelectual y para la sociedad civil, también debía reparar a los discentes para el ejercicio de un oficio (agricultura, albañilería, artesanía, manufactura). La labor académica de una escuela debe combinarse con el trabajo productivo, es decir, tuvo la idea de la educación por el trabajo; es importante señalar que el trabajo productivo de las escuelas debía estar al servicio de las comunidades, y permitiría contribuir al sostenimiento de las instituciones, como es el caso de lo que estamos viviendo en tiempos actuales la integración de escuela-comunidad.

    ResponderEliminar
  23. Ramos Brigitte
    17.615.612 001
    la educacion y el trabajo al trascurrir los años fueron fortaleciendose para asi ponerlos en marcha en las escuelas ya que son indispensables para la vida. en estos tiempos existen muchas oportunidades por los nuevos paradigmas que se han creado para el cambio total de la educacion y asi ir preparando a los estudiantes para obtengan buenos conocimientos y no solo quedarse con saber leer, escribir si no ir mas alla como profesionales por eso debemos inculcarles a los alumnos lo importante que es una educacion y asi obtendran un futuro mejor ya que la educacion y el trabajo son los pilares para el ser humano............

    ResponderEliminar
  24. PERNIA YENNY G009D
    15.744.407
    Educación y Trabajo

    La educación para el trabajo son dos campo que deben estar entrelazadas porque de una otra forma es donde realmente se gratifica el valor humano de cada ser humano su aprendizaje y sus habilidades para la vida donde se demuestra el conocimiento y para un bienestar mejor

    ResponderEliminar
  25. Rosbely chirinos
    CI: 18.957.110
    Cerrera Educación Integral
    Semestre 8ºvo


    La educación para el trabajo ha ido evolucionando a través del tiempo trayendo grandes resultados muchos cambios, los cuales favorecen al individuo disminuyendo así el analfabetismo ya que en tiempos pasados se decía que solo se podía aprender con la practica y no se tomaba en cuenta el previo conocimiento que se necesita para realizar dichas actividades , debido a dichos cambios se ha logrado favorecer la duplicación de la población urbana por medio de estas transformaciones y evoluciones se ha logrado reducir la pobreza y la alfabetización que sufría o se encontraba la población tiempos atrás trayendo como beneficio un mejor futuro para el individuo.

    DICE RAQUEL PORQUE LA CUENTA GOOGLE NO LA TENGO

    ResponderEliminar
  26. raquel sanchez CI:18688722
    G-009-D educaciòn

    la educación y trabajo procesos que no se pueden disociar o separar por ser necesidades vitales en el ser humano que al volverse derechos y deberes fundamentales en la sociedad, constituyen el desarrollo integral del individuo y además un eje transversal en el proceso educativo y evolutivo del hombre.

    ResponderEliminar
  27. Guía Instruccional 1

    Según lo estudiado en la guía sobre Educación y trabajo, una relación incluyente e inquietante, lo que se plantea es romper las barreras de lo material, dejar a un lado el paradigma obsoleto y poco provechoso para las personas de parcelar la educación dependiendo del nivel educativo, es decir, usualmente las personas aprendían o se formaban en un arte u oficio para de esta manera conseguir una remuneración monetaria y no por el hecho de sentirse útil y agradables consigo mismos y por tal se convertían en entes de un sistema, entiéndase formal o profesional y se dejaba a un lado a los que no formaban parte de ninguno de los dos bandos, es por ello que se intenta formar desde los primeros inicios académicos para crear seres contribuyan al crecimiento social y económico del país.

    Tovar Henríquez
    Elsi Mariana
    C.I.: V-19.991.142.
    Educación Integral.
    8vo Semestre.

    ResponderEliminar
  28. buenos dias que cumplicado no hizo la entrada a este blog

    ResponderEliminar
  29. Educación para el trabajo
    DAIMELIS ROSANNYS CHIRINO
    CI. 19252412
    VIII SEMESTRE G-009-D

    La educacion y el trabajo estan entrelazados entre si. Ya que abarca en una gran parte dde los saberes del individuo, Se dice que en la decada de los 50 que el alfabetismo se redujo en una gran tasa y el exseso que se realiza en la educacion. Cabe destacar que en la decadas de los 80 hubo una caida financiera donde arrastro a la educacion basica y sus enseñanzas superiores como lo son sqalud, vivienda, eguridad social y como un factor importante la educación. En el cambio de paradigmas hubo cambios importantes enniveles tanto macro como micro, donde se dieron cambios tecnologicos muy productivos para el desarrollo del individuo.

    ResponderEliminar
  30. Eduardo Torres
    Seccion G-09

    Durante años los términos de educación y trabajo estaban separados, no era importante el estudio para poder ejercer un puesto laboral específico, la educación era puesta de lado solo importaba la preparación que se tuviera para poder trabajar en determinados puestos de trabajo.

    Hoy en día con los cambios y evolución que ha dado la sociedad se obtienen nuevas y mejores formas de trabajar, debido a que la educación ha sido incluida en la formación intelectual y laboral de los individuos preparándolos de este modo para un campo laboral con mayores retos.

    ResponderEliminar
  31. Arias Yenkis
    Sección G:001-D
    Educación integral
    8v0 semestre
    La educación y el trabajo son necesarios para el mundo ya que es indispensable para el ser humano ya sabemos que en años atrás no les importaba estudiar solo se enfocaban en el trabajo y no en el estudio ya que a las persona les importaba lo básico y necesario para desempeñar un trabajo en una empresa a diferencia de hoy en día que las personas se enfoca en tener más conocimientos para obtener una mejor oportunidad de empleo

    ResponderEliminar
  32. Carmen Cabrices
    C.I:19480130
    Seccion G-001-D

    Hola profesor buenas tardes, según lo discutido en clase se puede decir que la educación y el trabajo son herramientas básica para el desarrollo fundamental del ser humano, ya que la educación nos ayuda a adquirir conocimientos pero como bien dice la guía se aprende mas por medio de la practica. La educación y el trabajo se relacionan para el crecimiento del individuo ya que estas representan el desarrollo personal, social y económico del ser humano y son importantes para la formación integral del mismo debido a que con esto obtiene habilidades que les permite un desempeño eficiente en lo que espera para su futuro.

    ResponderEliminar
  33. ARNALIS SALAZAR.

    Dentro de lo que es la relación incluyente e inquietante entre la educación y el trabajo, debemos decir que la educación y el trabajo están unidas y están muy definidas, ya que, por medio de ella, está el trabajo y el desarrollo tanto económico como social.

    Aunque en las décadas pasadas la educación era vista a manera de desprecio y desconfianza porque se pensaba que la única forma de prepararse para el trabajo era APRENDER HACIENDO y no se creía en las bases teóricas y prácticas que nos proporciona la educación actual y era vista como sinónimo de educación formal, mientras que el trabajo se veía como la formación o preparación para el mismo, ya que, la educación en aquellas décadas era escasa y se caracterizaba por su ausencia de contenido y fragilidad en los instrumentos utilizados para implementar dicha formación ; es en la década del 30 específicamente entre los periodos de 1950-1980 cuando la educación es tomada en cuenta y vista como la mejor formación para el trabajo, es aquí cuando se reduce el nivel de analfabetismo, se urbanizan las poblaciones y aumentan las poblaciones económicamente activas. Construyendo espacio para que en la década de los 80 aumentara el capital educativo en toda la población, dando así un cambio productivo en el paradigma social y económico. Generando cambios impactantes en la mundialización de la economía, impactos en la innovación tecnológica subsidiando a la vez así la vida productiva y cotidiana de los ciudadanos dentro de la misma lucha empresarial por el incremento de la productividad. Dentro de la sociedad cognitiva o la sociedad del saber, se valoriza la expansión de los intercambios, la globalización de la tecnología y el equilibrio en el desarrollo de la informática para que por medio de esta los individuos tengan acceso a la información y al conocimiento, el cual complementa la educación cognitiva para así considerarse alfabetos e integrarse en el desarrollo social, económico, cultural y sobretodo en su desarrollo personal.

    SECCION G-001-D
    EDUCACION INTEGRAL.

    ResponderEliminar
  34. La educación y el trabajo esto va en forma pareja una realiza a la otra en las ultimas décadas se ha constituido en un eje estructurante sobre el desarrollo económico en este tiempo la educación no era desvalorizada tanto por la población hasta las empresa institucionales donde se basaba era en el desarrollo económico y al volumen de producto que ha la calidad donde el trabajo era de mayor importancia donde la calidad de trabajo se adquiría era a través de la practica y a su vez obtenía el conocimiento y es hasta los 80 donde la crisis de los 80 marca un auge en la educación y el trabajo donde la educación toma mayor importancia en latino America moderna

    secciòn G001-D de Educación Integral

    YOLIVER Suarez CI 14.770.124

    ResponderEliminar
  35. Buenas noches Profe, según lo discutido en clase puedo llegar a decir que la Educación y el trabajo van o deberían ir de la mano, debido a que el trabajo bien realizado o elaborado depende de una buena educación. Aunque tiempos anteriores no era considerado así, hoy en día se puede dar muestra real de que tanto la educación como me trabajo tienen real importancia y un lugar primordial en el día a día del ser humano. Georgina León secc. G-001. Georgina León

    ResponderEliminar
  36. buenas tardes
    srccion 9
    Mientras tanto, las ocupaciones experimentaron cambios acelerados en sus perfiles, la formación científica sólo ha impregnado a algunos circuitos docentes de excelencia, normalmente de carácter privado, las innovaciones tecnológicas sólo son aprehendibles en las empresas y sectores de servicio innovador cuyo equipamiento no es posible reproducir en el aula y el problema de la obsolescencia de los aprendizajes

    ResponderEliminar
  37. Wendy Rojas Sección:G006 Educación Integral
    Educación para el trabajo: Es un proceso mediante el cual se transmiten conocimientos, valores, costumbres y formas de actuar. La enseñanza no sólo se produce a través de la palabra, está presente en todas nuestras acciones, sentimientos y actitudes, también se comparte entre las personas por medio de nuestras ideas, cultura, conocimientos, respetando siempre a los demás.

    Es importante preparar a los estudiantes para que se incorporen a la actividad productiva y en especialidades industriales, agropecuarias, comerciales y de servicios en el cual podrán desenvolverse en todos ámbitos de la vida cotidiana.

    ResponderEliminar
  38. Deily sardinha
    17990415
    seccion 001D

    EDUCACION Y EL TRABAJO.

    La educacion incorpara a los estudiantes a mayor desarrollo del potencial humano, es decir capacitacion del talento.

    En el mundo donde vivimos es importante esforzarnos cada día por lograr una sociedad mejor, la misma que se vea expresada en una convivencia sana, un respeto mutuo y en la cual la práctica de los valores no sea una casualidad. Para este objetivo coincido con todos aquellos que consideran indispensable una formación de la persona basada en su desarrollo humano, fundamentado en el principio de que el hombre es un ser capaz de ser mejor, para bienestar suyo y el de los demás.

    De este modo es necesario ver la educación como una motivación a ser más, en lugar de una motivación a tener más implicando además un compromiso para ayudar también a los otros a "ser más". Y es que ser humano consiste también en la vocación de compartir lo que ya sabemos y de esa forma hacernos socialmente válidos, puesto a que nuestra existencia como seres humanos se realiza y tiene sentido a partir de la relación con nuestros semejantes; siendo tal la razón por la cual la educación no sólo debe ser vista como una formación en conocimientos, sino como una formación para la vida en relación con los demás.

    El trabajo para los niños, niñas y adolescentes encarna valores personales y culturales, tiene connotaciones y efectos positivos y negativos. El trabajo en condiciones de explotación denigra a todo ser humano, sin embargo; el trabajo digno es más que una herramienta política para el cambio social. Los niños, niñas y adolescentes trabajan para participar en la economía personal familiar y comunitaria

    ResponderEliminar
  39. Deily Sardinha
    17192618
    seccion 001d

    Profe le recuerdo que soy la bachiller que represento a nuestra casa de estudio en los juvines UNEFA 2010. Y por lo tanto estoy recuperando las asignaciones por el medio on line haci como me lo habia pautado.
    muchas gracias Feliz dia...

    ResponderEliminar
  40. La educación y el trabajo son hoy dos elementos conformadores de toda sociedad democrática, que están estrechamente vinculados. La igualdad de oportunidades de acceso a la educación facilita el ejercicio efectivo del derecho del trabajo. Podemos decir también que aquellos pueblos que soportan un mayor nivel de injusticia social se suelen caracterizar por las carencias educativas de gran parte de los ciudadanos y, en consecuencia, por un alto índice de desempleo.

    La necesidad de vincular educación y actividad económica se ha reforzado mucho en los últimos años. El factor humano ha pasado a ocupar el primer plano entre todos los medios de producción. La creciente competitividad a nivel internacional, basada en la calidad de los productos y en la rapidez de prestación de los servicios, hace que la cualificación de la mano de obra se convierta en el principal elemento para garantizar el futuro de las empresas. La acumulación de capital económico y la adquisición de tecnologías sofisticadas no bastan por sí solas; es el capital humano el que únicamente puede garantizar su rentabilidad y correcta articulación(4). Las nuevas tecnologías, en contraposición a las antiguas, son altas en información y bajas en energía. Dicha información necesita del elemento humano que la rentabilice.

    Daviana Piñango
    G-001
    Educación Integral

    ResponderEliminar